Catálogo

07/07/2017

Una grieta de puerta, una encimera encendida, un letrero de restaurante chino … objetos y escenarios cotidianos pueden ocultar / revelar portales. Para acceder a ellos, basta adentrar la propia mente.

La clave para percibir la realidad de otra manera está escondida en los pensamientos (o en el silencio entre ellos).