Catálogo

10/30/2017

Catalunya independiente. Esto fue el anunciado en el último viernes, una proclamación bastante anticipado por una parte creciente del pueblo catalán.

Yo, que miro desde alguien aún recién llegado, creo he tenido suficiente información para tener una opinión, pero me quedo lejos de comprender todas las complejidades que implican la cuestión.

Sin embargo, salgo por el Parque de la Ciutadella y luego por las calles del Born con una mirada atenta y la cámara en las manos.¿Que encontraría allí entre eses ciudadanos que acaban de separarse de España?

Pues lo que encuentro son risas, miradas contentes, pasos que siguen su ritmo cotidiano, como el ante ayer, como mañana… Encontré un sol que calienta dulcemente la atmósfera de Barcelona y una luna que sube temprana en el cielo del fin de Octubre.

No tuve que buscar mucho, luego me presentaba cosas que me salían ligeras, me parecían aspectos de lo que no se importa con lo que se entiende como una identidad, ni con lo que se vive de irrespetuoso o lo que se sufre, lo que lucha, pelea, llora, grita y es calado.

No es que no hay, no es que no importa. Es que no miré en esta dirección…